Avientenle un paracaidas a Pigney! Su nuevo aborto se desploma.